free gay chat help me do my homework

Fresas de Aranjuez ¿Dónde comerlas?

Aranjuez es uno de los lugares más bellos en los alrededores de Madrid. Considerada uno de los Reales Sitios de la Corona Española, esta excelsa villa no solo está cargada de historia, sino que también, cuenta con una gran variedad de atractivos que bien merece la pena disfrutar.

 free gay chat help me do my homework

Además de destacables monumentos como la Iglesia de San Antonio, la Plaza de Toros o la casa de la Monta, por nombrar algunos, Aranjuez posee jardines monumentales y un maravilloso urbanismo barroco, que le valieron la designación de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO en el 2001.

Historia y curiosidades de Aranjuez

 

Gran parte del encanto de Aranjuez se debe a la buena fama que tuvo como lugar de descanso para los monarcas desde fines del siglo XV. Fue Felipe II, quien decidió construir en esa localidad el magnífico palacio real que se encuentra situado a orillas del Río Tajo.

 

Carlos III convirtió El Palacio de Aranjuez en una de sus residencias de primavera y verano predilectas, por lo que la corte se trasladaba desde Madrid entre los meses de marzo y octubre. De hecho, la edificación actual se debe principalmente a las reformas llevadas a cabo durante su reinado.

 

Importantes acontecimientos históricos tuvieron lugar en Aranjuez, como la firma del tratado de alianza con el emperador francés Napoleón, quien lo aprovecho para invadir con sus tropas nuestro territorio tres años después. Más tarde, en 1808 se produjo el denominado Motín de Aranjuez, que culminó con la abdicación de Carlos IV.

 

El segundo ferrocarril español unía Madrid con Aranjuez, y tenía apeadero en el mismo Palacio. Se le denominó el tren de la fresa, precisamente porque permitía transportar de forma más rápida a la capital, los productos agrícolas de la Vega del Tajo, principalmente fresas y espárragos.

 

La Segunda República declaro el Palacio de Aranjuez Monumento Histórico Artístico en 1931. Ahora se encuentran abiertos al público sus espectaculares espacios interiores, entre los que destacan el salón de Porcelana, que exhibe 5.000 piezas de este material en sus paredes, y la sala de Pinturas Chinas, en la que cuelgan 200 cuadros que recibió Isabel II como regalo de boda.

Las huertas de Aranjuez

 

Las históricas huertas de Aranjuez constituyen otro de sus grandes atractivos. Su diseño ha permanecido prácticamente igual durante más de 500 años. Conservando su configuración de una belleza excepcional.

 

Los productos de las Huertas de Aranjuez son famosos por su gran calidad y variedad. Gracias al clima templado, la abundancia del agua y los suelos enriquecidos por las crecidas de los ríos Tajo y Jarama, la villa ofrece condiciones naturales idóneas para una exitosa producción de hortalizas.

 

Entre los productos agrícolas con los que Aranjuez ha deleitado hasta los mismos reyes durante siglos, cabe mencionar las coles de Bruselas, alcachofas, tomates, patatas y ciruelas. Pero sin duda alguna, siempre han tenido especial fama sus exquisitas fresas e inigualables espárragos en la temporada primaveral.

Fresas de Aranjuez

 

Las Fresas de Aranjuez son una delicia muy cotizada que se ofrece en algunas de las mejores mesas del mundo. Constituyen uno de los frutos más conocidos de las Huertas de Aranjuez, debido a que poseen un sabor exquisito y un aroma incomparable.

 

Las fresas de Aranjuez son altamente apreciadas por su excelente calidad, pero se requiere una gran inversión en mano de obra para producirlas, debido a que son muy vulnerables a las heladas y a ciertas enfermedades.

 

Cabe destacar que las fresas son una rica fuente de antioxidantes, ácido fólico y vitamina C. También poseen antocianina, que ayudan a combatir enfermedades inflamatorias como la osteoartritis y la arterioesclerosis, y aportan una cantidad importante de manganeso, un nutriente esencial para el desarrollo de los huesos y el mantenimiento de la estructura ósea.

 

La variedad a la que pertenecen las fresas de Aranjuez se denomina “fragania vesca”, y es una fruta pequeña dulce y aromática. La planta de la que provienen es herbácea, con tallos que corren a nivel del suelo, con raíces poco profundas. Estas deliciosas fresas se recolectan desde abril y mayo, hasta los primeros días de junio.

Casa Pablo, uno de los mejores restaurantes en Aranjuez

 

Aranjuez es también un destino gastronómico al que no pueden dejar de asistir los aficionados a la buena mesa. En este sentido, Casa Pablo representa un verdadero referente de la cocina tradicional de la zona, como lo resume su clásico slogan, “Somos Aranjuez desde 1941”.

 

Si aún no pruebas el equilibrio perfecto entre trayectoria y juventud, tienes que hacerlo en Casa Pablo, degustando la deliciosa comida preparada en las expertas manos de su Chef, Sergio Guzmán, en el lugar ideal para saborear los mejores productos de la huerta ribereña.

 

Ya no necesitas preguntarte ¿dónde comer en Aranjuez? Pues en Casa Pablo encontrarás alta cocina merecedora de innumerables galardones y reconocimientos, así como un ambiente encantador y una amplia variedad de platos preparados con ingredientes de extraordinaria calidad.

 

En casa Pablo disfrutarás de una oferta gastronómica innovadora, que se renueva con los productos de cada temporada para garantizar tu entera satisfacción durante cada estación del año. Además comprobarás que ofrecemos un servicio inmejorable, que te dejará buen sabor en más de un sentido.

 

Casa Pablo también te ofrece los mejores arroces de Madrid, pescados y mariscos que son un verdadero gusto, así como una amplia oferta de setas de temporada y su famoso plato de faisán.

¿Por qué comer fresas de Aranjuez en Casa Pablo?

 

También en temporada encontrarás en la carta de postres de Casa Pablo, las mejores fresas de Aranjuez con nata, uno de nuestros postres más emblemáticos y representativos, que te permitirá experimentar al máximo, el embriagante aroma y sabor de esta maravillosa fruta local.

 

¿Por qué comer fresas en Casa Pablo?

 

Porque nos aseguramos de proveernos con los mejores productos de temporada, seleccionando los más frescos y de la mejor calidad para la elaboración de todos nuestros platos, incluidos los postres.

 

En definitiva, visitar Casa Pablo en tu paso por Aranjuez es una experiencia que no te puedes perder. Un lugar clásico y acogedor, donde comerás sabroso y te lo pasarás muy bien.